Bahía de Banderas: nombre y andanzas.

Por las escasas referencias geográficas que se tenían de nuestra región, la cartografía colonial durante el Siglo XVI llamó indistintamente a nuestra costa “ensenada del valle de Banderas” o “bahía de Banderas”. Como concepto geográfico, se acepta que una ensenada es una entrada de agua al macizo continental, de menor dimensión que una bahía. Una vez exploradas las costas occidentales de Pacífico y reconocida en su verdadera extensión, se dio su verdadero nombre a la bahía de Banderas. Pero… ¿cuándo se registró por primera vez este nombre?

Un documento a considerar como el primero en nombrar la “bahía de Banderas”, es la descripción al Rey de España que Juan Fernández de Hijar hace de su conquista en 1574. Juan Fernández de Hijar fue uno de los principales capitanes de Nuño de Guzmán durante conquista de Nueva Galicia y fue fundador de la Villa de Purificación, en Jalisco:

“Yo tengo que hablar y dar noticias de esta bahía de Banderas, principal es donde se pueden hacer y guarecer las Armadas de los Príncipes cristianos que en ella aportasen, porque todos los aparejos de maderas y breas y jarcias y alquitrán hay en ella, y es tierra abierta y fértil y abundante, donde su Majestad pueda tener diez mil esclavos para hacer Reales Armadas.

Yo he hecho nido aquí en este paso, en tres medias jornadas de esta gran bahía. Todo lo fértil de la Galicia cae no lejos de la bahía: los pueblos de Ávalos, que son fértiles, y la provincia de Etzatlán), y el pueblo de Ameca, todo es junto. Y la provincia de Mechoacán también es cerca, para que todo pueda servir siempre que se ofrezca al servicio de su Majestad. De esta gran bahía, hablando con quien bien sabe, que era fray Alonso de Alvarado, muchas veces me dijo que en cincuenta días, como no hubiese naufragado en el camino, se surgiría con un navío en el estrecho de Meca. Bien sabe Vuestra Excelencia que todos los que van a las Islas del Poniente, van y vienen por delante de esta gran bahía”.

Escudo de armas de la casa de Híjar.   

La Relación de Compostela, compuesta por Lázaro Blanco en 1584, describe varios asuntos y puntos de nuestra región. Y aunque en el texto se hace referencia indistintamente a nuestro mar como “ensenada” o como “bahía”, en la pintura que acompaña a la Relación si es clara la anotación de “baya de Vanderas”.

En el Siglo XVII hubo muchos desembarcos de la Nao de China y piratas ingleses, franceses y holandeses en los que se anota el nombre de “bahía de Banderas”. En 1709 ancló en la bahía el Saint Antoine de Pade al mando del capitán Nicolás de Frondat. Uno de los pilotos de la nave, levantó un plano de la “bahía de Banderas” donde señala el derrotero que siguieron desde Punta de Mita a la ensenada del Tizate donde anclaron.

La intensa actividad comercial iniciada a finales de siglo XVIII con la Revolución Industrial en Inglaterra, detonó el saqueo de los recursos naturales de nuestra costa, como fue la explotación del palo de Brasil y la matanza ballenas. Por la caza abundante de cetáceos, en el Siglo XIX, los ingleses llamaron a nuestra bahía “Humpback Bay o Bahía de las ballenas Jorobadas”. Para entonces, el nombre de “ensenada” había dejado de utilizarse para dejar paso franco al de Bahía de Banderas.

En 1874 la Oficina de Hidrografía de los Estados Unidos a través de la Oficina de Imprenta Gubernamental de Washington, publicó “Apuntes sobre las Costas de Baja California y México”, hechos por el Almirante de la Marina Norteamericana George Dewey. En este informe traducido por Carlos Munguía Fregoso  y que anotamos completo, se incluye una descripción detallada de la costa de Bahía de Banderas y sus accidentes hidrográficos.

“De Punta Raza a Punta de Mita.- Veinte y media millas al S. 28 Grados W. de Punta Raza está Punta de Mita, el punto más al noroeste de la bahía del Valle de Banderas. Es una lengua de tierra baja, estrecha y peligrosa por la cantidad de rocas y arrecifes que la rodean tierra adentro; como a una milla de la punta se encuentra un cerro prominente como 590 pies de altura (180 Mts.). Una costa abrupta que va desde los 300 a los 1000 pies de altura va bordeando el océano desde Punta Raza hasta Punta de Mita, interrumpida por una ocasional playa arenosa.   

Islas Marietas.- Como a tres millas al S. 15 grados W., de Punta de Mita, se encuentran dos de las islas del grupo de Las Marietas. Las dos son pequeñas con una extensión de menos de ½ milla y una altura máxima de 104 pies (31 Mts.).

Siete millas al S. 34 grados W. de Punta de Mita, está la tercera de las Marietas, una roca blanca de 40 pies (12 Mts.) y otra más pequeña de 15 pies (4.5 Mts.) de altura, a ½ milla hacia el oeste.

Entre la tercera y  la segunda Marieta, más cercana a esta última, hay una roca muy peligrosa casi cubierta por el agua durante la marea alta.

Diez y siete millas al S. 72 grados W. de Punta de Mita, está la roca Corvetana (Corveteña) tres décimas de milla de larga, de este a oeste, de color blanquecino y 20 pies de altura (6 Mts.). Un arrecife se extiende desde la roca por una corta distancia en el lado oeste.

Fondeadero.- Hay un canal limpio y seguro entre Punta de Mita y las dos islas más grandes de las Marietas, si uno se mantiene más cerca de éstas que de la punta; y un excelente fondeadero a una y media milla al Este de la punta, que protege las embarcaciones de los vientos del Noroeste. A media milla al sur de Punta de Mita  se encuentra una roca sumergida en donde el mar azota con fuerza cuando hay mal tiempo.

De Punta de Mita a Cabo Corrientes y Bahía de Banderas. Desde Punta de Mita a Cabo Corrientes al S. 14 grados W. hay 23 ½ millas, y entre los dos está la hermosa bahía del Valle de Banderas, 20 millas de larga y de 9 a 17 millas de ancho. Toda la costa desde Cabo Corrientes hasta el río Real (Cuale), en el ápice de la bahía, es alta y escarpada, con algunos valles o caletas a donde bajan algunos arroyos a descargar sus aguas en el mar.

Peñas.- En la boca de un pequeño arroyo llamado río Real, está el poblado de Peñas, a donde vienen barcos por palo de tinte (dye-wood).

Cuatro o cinco millas hacia el Sur y hacia el Oeste de este caserío, están tres islotes separados de la costa, que se conocen como los arcos: el más alto tiene 210 pies (64 Mts.) y los otros tiene 20 y 30 pies de altura respectivamente.

Embarcadero-Agua.- Cuando hay buen tiempo, el embarcadero en la boca del río Real es apropiado y ahí pueden los barcos obtener excelente agua fresca. Desde este río hasta la Punta de Piedra Blanca, alrededor de 11 millas hacia el Noroeste, la costa es baja, arenosa y cubierta de matorrales.

Cuatro millas hacia el Norte de Peñas está la Boca de Tomates. Un estero en donde desemboca el río del Valle o Piginto.

Fondeadero.- Al Este de la Punta de Piedra Blanca hay una pequeña ensenada con un buen fondeadero y abrigo para los vientos del Noroeste. Desde este lugar hasta Punta de Mita, la costa está bordeada de acantilados de 10 a 20 pies de altura interrumpidos ocasionalmente por pequeñas playas arenosas.

Cabo Corrientes es un promontorio de 425 pies (130Mts.) que continua elevándose y en una corta distancia alcanza los 2000 pies (650 Mts.) de altura. Una milla hacia el Oeste del cabo está la llamada ensenada de Corrales, pero es imposible anclar ahí. Una enorme roca sumergida en la que rompen las olas con fuerza, cierra la entrada de la rada como a tres décimas de milla de la costa”.

Estudios más recientes nos brindan datos abundantes y más complejos sobre la Bahía de Banderas, aunque bueno es conocer los siguientes:

En una representación cartográfica de la Costa Oeste de México (Carta de Mar) publicada por la Defense Mapping Agency de los Estados Unidos de América de 1921, se ponen de manifiesto las profundidades de la Bahía de Banderas, expresadas en brazas y pies. Frente a las costas de Quimixto se señala el máximo que es 785 brazas inglesas, que en metros da la profundidad aproximada de 1,436

La Bahía de Banderas pertenece a la provincia oceanográfica de la Entrada del Golfo de California, denominada como el área triangular limitada por la costa de México, entre Mazatlán y Cabo Corrientes y por dos líneas imaginarias comprendidas desde Cabo San Lucas hasta estos puntos, respectivamente. Está situada en el extremo Sur Oriental del Golfo de California y tiene como límites, parte del litoral de los Estados de Nayarit y Jalisco (Cano y Tobillas, 1991). Se calcula que el área total de la Bahía de Banderas es de 987 Km2. (Salinas y Bourillón).