Bucerías, antiguo Puerto del Valle de Banderas.

IX H. Ayuntamiento Constitucional de Bahía de Banderas, Nayarit.

Profr. Eduardo Gómez Encarnación.

Cronista municipal.

Hace 40 años, la entonces capilla de Bucerías Nayarit, fue dedicada a la Santísima Virgen de la Paz. Su advocación se relaciona a cierto milagro sucedido a San Ildefonso, arzobispo de Toledo, España, en el Siglo VII y a un episodio histórico en la Catedral de Toledo en plena ocupación Mora. En ambos sucesos interviene esta virgen y la fecha que los marca es el 24 de febrero.

Existen varios lugares en el mundo cuyas catedrales están dedicadas a la Santísima Virgen de la Paz, pero son pocos los que coinciden en la fecha de celebración de nuestro querido Bucerias. Una de ellas es la imagen que se encuentra en la Catedral de Nuestra Señora de la Paz en Honolulu, capital de las Islas Hawái. Es originaria de Francia y llegó a Hawáii en el siglo XIX con la primera evangelización; su fiesta se celebra el 24 de enero de cada año.

Dentro de los festejos religiosos de Bucerías, es significativa la procesión marítima que se hace con la imagen de la Virgen de la Paz desde la Cruz de Huanacaxtle a la playa de Bucérías. El medio día del 24, llegan a la iglesia pescadores y hombres de mar con la virgen que les bendice y les desea protección y buena pesca.

La solicitud del amparo divino a la Virgen de la Paz en Bucerías,  coloca a esta imagen entre las vírgenes marineras con dominio sobre las fuerzas del mar. Durante la Colonia, muchos galeones españoles llevaron los nombres e incluso transportaban con ellos imágenes de santos y vírgenes. Un caso fue la de Nuestra Señora de la Paz y del Buen Viaje de Antipolo, municipio filipino de la isla de Luzón. En 1626, la imagen fue llevada desde México en el galeón El Almirante que tuvo una feliz navegación atravesando el Océano Pacífico. Navegar sin contratiempos en aquel entonces era casi un milagro. El hecho se atribuyó a la virgen, por lo que se le dio el título de Nuestra Señora de la Paz y Buen Viaje. Buscando su protección, se le embarcó como patrona del Galeón de Manila en otros seis viajes de Filipinas a Acapulco.

A propósito de la Colonia y viajes de ultramar, cabe referir que Bucerías por casi tres siglos recibió el nombre de Puerto del Valle de Banderas. Durante ese tiempo, fue testigo de aporte y desembarco de galeones que llegaban a la bahía en busca de agua, frutas, carne fresca o simplemente descanso de una tripulación agotada por la  travesía trasatlántica de tres o cuatro meses de carencias e incomodidades. Embarcarse a Filipinas en aquel entonces era poner en juego el pellejo. Varios son los reportes históricos de que tanto la Nao de China como barcos piratas, llegaron al Puerto del Valle de Banderas.

Hace 40 años, cuando el Fideicomiso Bahía de Banderas en la zona centro de Bucerías delineaba calles y equipaba al poblado de correo, telégrafos, transporte urbano y taxis, el párroco encargado de la entonces capilla tuvo la inspiración de dedicarla a Nuestra Señora de la Paz. Inspiración, porqué no, ya que es posible que en alguno de aquellos viajes históricos, un Galeón de Manila haya llegado con la imagen de Nuestra Señora de la Paz y el Buen Viaje al Puerto del Valle de Banderas, hoy Bucerías.

en-los-tiempos-de-2

 

Leave a reply

Your email address will not be published.